jueves, 27 de noviembre de 2008

Globo terráqueo con LEDs

Hola de nuevo. Tenía esta chapucilla pendiente, y por fin me puse con ella hoy por la tarde, y aquí teneis el post de rigor.

La cuestión es que tengo desde hace años este globo terráqueo:

La bombilla llevaba fundida desde sabe Dios cuándo, y lo de tener que enchufarlo era todo un engorro. Pero resulta que a Luisa le hizo gracia, y me dije... pues vamos a modernizarlo para que funcione sin cables, metiéndole dentro unos leds.

Y aquí va el proceso.

Antes de nada, vamos a necesitar:

Pilas de botón. Dos o tres si son de 3 voltios... el doble si son de 1.5
Yo me compré en un bazar chino unos Walkie Talkies, que me costaron 2 o 3 Euros, y venían con 14 pilas de botón. Si no teneis la suerte de encontrar uno de estos chollos, podeis pedir pilas por internet a DealExtreme que no cobran gastos de envío, y las tienen por muy poco precio.


Cables. Normaluchos.... preferiblemente finos y flexibles. Yo cogí restos que tenía por ahí, y me sobró cantidad de cable.


Un interruptor. Yo saqué este de una impresora vieja. Si no teneis, seguro que encontrais uno facilmente en cualquier tienda de electrónica o similares.


Unos cuantos LEDs blancos. Yo utilicé 8 en total. Cuestan muy poco y se pueden encontrar en cualquier tienda de electrónica. Funcionan con cualquier pila a partir de 3 voltios, y consumen poquísimo. Son ideales para este tipo de cosas. Mis LEDs los compré en DealExtreme.

Con los LEDs me voy a parar un poco, por si alguien no los conoce.
LED es el anagrama de Light Emmiting Diode (Diodo Emisor de Luz). Son parecidos a las lucecitas de los árboles de navidad (Es más, si las luces son relativamente nuevas, probablemente ya sean LEDs). Las luces clásicas funcionan con un filamento que se pone incandescente al pasar por él la electricidad. Esto consume mucha energía, y se calienta mucho, además de que se funden con facilidad.
Los LEDs son diodos que emiten luz. No se calientan, consumen muy poco, y no se estropean nunca. Pero hay que tener clara una cosa.
Los LEDs son Diodos, un tipo especial de diodos, pero diodos al fin y al cabo. Los diodos son unos componentes electrónicos que tienen la característica de que dejan pasar la corriente en una dirección, pero no en la otra. En una bombilla convencional, da igual cómo conectemos los cables, en un Diodo no. Si ponemos las pilas al revés utilizando LEDs, no se encenderán. Y si estamos utilizando algo más potente que unas pilas (un transformador, por ejemplo) podrían llegar a estallar. Así que fijaos bien siempre en la polaridad de los LEDs. Una de las patas es más corta, y tienen una pequeña muesca en una esquina para que no nos equivoquemos. La pata corta (y la muesca) van al polo negativo de la pila.
Otra característica de los LEDs es que necesitan un voltaje mínimo para funcionar. Si alimentamos un LED blanco normal con 1.5 Voltios, no se encenderá un poquito... si no que no se encenderá nada de nada, sin embargo con 3 Voltios se encenderá perfectamente.
Si pensais hacer un montaje con que utilice un transformador, o pilas de mucho voltaje, lo más recomendable es poner resistencias para que los LEDs no se quemen por el uso prolongado. Para saber qué resistencias poner y cómo enchufar los LEDs, podeis utilizar esta web.
Otra cosa que conviene saber de los LEDs, es que tienen exactamente la misma apariencia sean del color que sean, pero no funcionan igual. En mi caso, se me coló un LED infrarrojo en medio de los blancos, y no me di cuenta hasta que estuvieron todos soldados, con los cables puestos.... y al poner las pilas no se encendía nada. En realidad sí que se encendía el Infrarrojo, pero como no se ve, no me daba cuenta. Los LEDs infrarrojos presentan menos resistencia eléctrica, y la electricidad va siempre por donde menos le cuesta, de modo que toda la corriente de las pilas pasaba únicamente por ese LED. Si comprais todos los LEDs iguales, no tendreis problemas.

Como en este caso mis LEDs iban a funcionar con pilas, y eran todos del mismo paquete, no me preocupé de resistencias ni de nada por el estilo, simplemente de la orientación.

Bien, ya tenemos todos los ingredientes. Ahora toca desmontar el globo terráqueo.


Podeis ver como dentro tiene el casquillo para la bombilla, que ya había retirado hace unos días. Vamos a aprovechar todo el hueco de la bombilla para poner las pilas y los cables, y dejaremos el interruptor justo por donde el cable del enchufe se une a la base.

Lo primero que hice fue prepararme mi "bombilla" de recambio. Hice un cubo con los LEDs, poniendo un LED en cada esquina (8 en total)
Para montar todo esto, primero recorté las patas de los LEDs, que eran demasiado largas como para entrar por el hueco del globo.
Después monté dos cuadrados de LEDs, cuidando de soldar las patas de la misma polaridad juntas (+ con +, - con -). Es una buena práctica hacer una marca con un rotulador en las patas negativas (Las cortas y que están del lado de la muesca) para así no confundirse.

Una vez montados los dos cuadrados, con los trozos de patas restantes los soldé en un cubo. Teniendo mucho cuidado de unir los lados positivos de un cuadrado, con los lados positivos del otro cuadrado.
Por último uní las dos caras positivas entre sí, y las dos caras negativas.
De este modo conseguí una estructura bastante sólida, y a la que sólo hay que colocar dos cables para que todos los LEDs tengan electricidad.


El circuito en sí es trivial. Pila -> Interruptor -> LEDS -> Vuelta a la pila. Se coloca todo, se pone un poco de cinta para que se mantenga en el sitio (No tapeis los LEDs con la cinta XD), y listo, ya está montado el mecanismo.


Ahora volvemos a poner el globo... y el interruptor, ni se ve.


Ya tenemos preparado nuestro Globo Terráqueo Wireless (Sin cables!! XD)

Decidí probarlo a ver qué tal funcionaba, y me encontré con esto:


Los LEDs son bastante direccionales. Lo que significa que emiten mucha más luz en una dirección, en vez de emitir más o menos igual para todos los lados.
Como quedaba bastante feo decidí improvisar un difusor de luz.
Un difusor de luz se ocupa de repartir la luz para que no se vean esos puntos luminosos tan exagerados, y de paso, ilumina más las zonas que quedan en sombra.
En mi caso, cogí un trozo de bolsa de plástico blanca ligeramente transparente, y envolví los LEDs con ella. Esto no se podría hacer con una bombilla normal, por que con el calor derretiría el plástico, pero como los LEDs apenas se calientan, no hay problema.

El resultado final fue este:


Y ya tenemos nuestro viejo globo terráqueo modernizado para funcionar con LEDs sin necesidad de enchufarlo a ningún lado.