sábado, 1 de noviembre de 2008

Gorro de Bruja

Junto con el Gorro de Pirata también me puse a hacer un gorro de bruja.

El proceso y materiales son los mismos. Gomaespuma, cola de contacto, pintura en spray y goma eva.

La idea, igual que con el de Pirata, era hacer un poco de ambientación para una fiesta de Halloween. Y claro, ¿qué hay más típico de estas fiestas que las brujas?

Pues manos a la obra, aunque antes, un repaso:

Esto es gomaespuma:

Se compra en tiendas de mercería, de telas, o de tapizados, cuesta muy barata (En torno a 3 o 4 euros el metro cuadrado) y entre el gorro de pirata, y este de bruja, gasté media plancha.
La gomaespuma se puede coser, pero para estas cosas yo la pego con cola de contacto.
La cola de contacto se puede comprar en librerías y tiendas de manualidades, tiene un tacto viscoso y un color amarillento.
Para utilizarla con gomaespuma, recortamos primero la gomaespuma, ponemos cola de contacto en las dos caras que queremos pegar, y dejamos secar durante un minuto más o menos, hasta que ya no está pegajosa al tacto. Después ponemos en contacto las dos partes que queremos pegar, y listo, ya tenemos pegada la gomaespuma.

Tengo que decir que busqué también imágenes de gorros de bruja, pero no voy a poner ninguna aquí, por que ya sabe todo el mundo cómo son XD

El gorro de bruja básico se compone de dos partes. Un cono y un ala, que es un círculo con un hueco en medio, donde va pegado el cono.

Para quien no haya desarrollado un cono nunca, el patrón sería este:


Básicamente es un trozo de círculo. El radio del círculo es más o menos la altura del cono que queremos hacer.
El arco de fuera tiene que tener tanta longitud como nuestra circunferencia de cráneo.

Una vez recortado, ponemos cola de contacto en los extremos y pegamos.
Pegar un cono es más fácil si empezamos a pegar por la parte de fuera del círculo, y vamos subiendo hacia la punta. Será muy complicado conseguir que acabe en una punta afilada, así que no os molesteis en intentarlo, además, en mi opinión no quedaría demasiado bien. Cuando esteis llegando a la punta, doblad esta un poco hacia abajo, para conseguir un acabado un poco redondeado.
Yo no quería un cono recto... parece que llevas un capirote de semana santa.... así que eché un poco más de cola de contacto en un par de sitios, y pellizqué desde dentro para que el gorro quedase "torcido".


El siguiente paso es hacer el ala del gorro.
El ala es simplemente un círculo grande, con uno más pequeño recortado en el medio.
Lo que hice fue coger el cono, ponerlo en la plancha de gomaespuma, y dibujar el círculo de su base, y luego, a ojo, dibujar un círculo más grande por fuera de ese.
El resultado fue este:


Una vez recortadas ambas partes, solo hay que pegarlas, y si quereis, hacer unos retoques.


El siguiente paso es pintarlo. En mi caso utilicé pintura en spray gris, que no es lo mejor para este tipo de material, pero cuesta barata y es muy fácil y rápida de aplicar, además de que seca bastante rápido.
Al pintar, mientras la pintura aún está fresca, pesa y moja la gomaespuma, con lo que esta se dobla hacia abajo con el peso, en vez de aguantar su forma. Esto no se nota en el cono, pero el ala se caerá si no la apoyais en ningún lado, así que mi recomendación es pintar solo la parte de arriba del gorro (Cono y cara superior del ala) y apoyarlo para que seque en una zona lisa.
Una vez seca la pintura, hace más rígida la gomaespuma, y ya no tenemos esos problemas, y podemos pintar la parte de abajo.

Pero me apetecía hacer algo más, algún adornillo, así que decidí ponerle una especie de cinturón con una hebilla, ambas cosas hechas con goma eva.

La cosa es fácil. Por un lado recortamos una tira, y por otra la hebilla, que es un rectángulo con los bordes redondeados y hueco.
La que yo hice quedó así.... un poco cutre, ciertamente, pero para dar un toque al gorro de bruja es suficiente con esto:


Después solo queda colocarlo en el gorro con la pintura ya seca y listo, ya tenemos nuestro gorro de bruja, o de mago, o de Gandalf.