jueves, 20 de diciembre de 2007

Lámpara candelabro

Desde hace ya unos años solemos celebrar una fiesta con ambientación Halloweenesca, con murciélagos, tumbas, arañas, y ese tipo de cosas. En realidad es una fiesta de cumpleaños conjunta, ya que sobre esas fechas estamos 3 personas de cumpleaños.

Nunca hemos sido de gastar mucho para estas cosas, así que ya no nos planteamos en ningún momento el comprar decoración ya hecha, y como es fácil de adivinar, la hacemos nosotros mismos.

Una de las ideas que se nos ocurrieron, fue hacer una de estas lámparas de techo con muchas velas, generalmente de hierro y redondas, colgadas del techo con cadenas, y llenas de velas por todos lados.... en las películas quedan muy vistosas. Solo había que encontrar el modo de hacer una pequeña, barata y sencilla.

El resultado terminado quedó así:

La fotografía no es ninguna maravilla, pero os podeis imaginar cómo queda, o si no, podeis fiaros de mi palabra al decir que queda muy chula.


Para hacer esta lámpara utilicé los siguientes materiales:

Aro metálico: Se compran en tiendas de manualidades. Los hay de distintos tamaños. Estas lámparas fueron hechas con aros de 35 cm de diámetro.

Papel plastificado, cartulina o acetato fino: Con esto se hará el cuerpo de la lámpara. Tiene que poder doblarse, y recortarse con relativa facilidad, y lo ideal es que sea un poco rígido. Sirve casi cualquier cosa, y da igual el color, por que luego irá pintado. La primera lámpara que hice, tenía como base una cartulina violeta, la nueva la hice con un papel plastificado (Un plano que se plastificó, y luego resultó tener fallos... hubo que volver a imprimirlo y a plastificarlo, pero yo me quedé con el defectuoso ya plastificado)

Cordel o cadena fina: Es lo que amarrará la lámpara al techo, no hace falta que sea una cosa muy elaborada, por que al final queda demasiado arriba como para verlo. Yo utilicé cordel negro, pero otro tipo de cordel, o algún tipo de cadena también puede quedar bien... o incluso mejor.

Alambre de aluminio: Yo lo compro en la ferretería, es un alambre de aluminio de unos 2 mm de grosor. Tiene un acabado plateado, y es muy fácil de doblar. Se curva perfectamente con los dedos y se corta con cualquier alicates.

Velas de las pequeñitas: No sé si tendrán un nombre especial. Son pequeñas y muy bajitas, de las que se usan para poner debajo de los quemadores de esencias. En los "todo a 100" los venden en cajas de 20 o más, así que no es difícil conseguirlas.

Pintura Negra: Vale casi cualquiera, si teneis prisa podeis cogerla en Spray, que se aplica más rápido y seca antes. A mi personalmente me gusta más el acabado que queda al pintar con brocha, con una capa de pintura un poco gorda, ya que así no solo tapa el color, si no también la textura de la cartulina. Mi recomendación es que utiliceis pintura mate, pero esto es ya cuestión de gustos.

Herramientas:

Tijeras y/o Cutter: En general utensilios para cortar lo que hayais pensado utilizar de base. Habrá que recortar en tiras, y luego habrá que recortarles el diseño que hayamos elegido. Usad lo que os sea más cómodo. Yo en concreto para estas cosas prefiero el cutter.

Pistola de pegamento térmico: Esto fue lo que usé yo... rápido y fácil, y para el papel plastificado que utilicé, funcionó bastante bien. Dependiendo del material, quizás llegue con cinta aislante o con pegamento normal.

Brocha: Para pintar... acordaros del disolvente para limpiar la pintura al terminar, si no estropeareis la brocha.

----------------------------------------------------------

Empezamos a hacer la lámpara.

Cogemos la cartulina o papel plastificado, y cortamos unas tiras. Lo ideal es que fuese una única tira tan larga como la circunferencia del aro que vamos a usar de soporte. Como esto suele ser algo difícil, recortamos 2 o 3 tiras, que juntas lleguen al tamaño adecuado.
No ajusteis con el largo, es mejor dejar de más y solapar luego, que quedarse corto, y que quede un hueco en la lámpara.
El ancho de la tira, dependerá del diseño que hayais escogido. En la tira tiene que caber el diseño, con sitio por arriba de sobra, ya que esa parte se doblará para agarrar el aro. En mi caso la tira era de unos 10-12 centímetros, y el diseño tenía unos 7-8 cm de alto

En cuanto al diseño a escoger... yo busqué "flor de lis" en google imágenes, y dibujé en un papel los que me gustaron. Por supuesto también servirían motivos celtas, geométricos, algún dibujo... de un dragón, por ejemplo. Solo teneis que tener en cuenta una cosa.... hay que recortarlos, así que no hagais algo que no podais recortar luego.
Esta es la hoja donde dibujé los diseños que me gustaban:



Al final me decidí por el de abajo.

Bien, ahora que tenemos nuestra tira recortada y nuestro diseño escogido, vamos a hacer unos cortes verticales en la parte de arriba de la tira, dejándola como un peine (por decir algo)

Marqué con una línea azul hasta dónde debían llegar los cortes, para que quedasen todos iguales. Esto es para pegarla luego al aro, así que no importa si los cortes están igualmente espaciados o no, pero sí es importante dibujar esa línea para tener la referencia de por dónde vamos a doblar.

Ahora que hemos hecho los cortes y tenemos la línea marcada, doblamos. El papel plastificado es bastante rígido, y tiende a volver a su forma desplegada, así que quizás sea buena idea poner unos libros encima después de doblar, y dejar reposar así una noche, para que no se desdoble luego.


Yo recorté el diseño después de doblar... la verdad es que no fue una idea especialmente acertada, por que con el papel doblado me costaba más cortar el diseño.
¿Cómo repartimos el diseño? Pues eso depende de cuántas velas querais poner, y cómo. Lo mejor es ponerlos para que queden igualmente espaciados, y que sean un divisor de las velas que vamos a poner. Por ejemplo, si vamos a usar 6 velas, podemos recortar 6 diseños, o únicamente 3. Luego al colocar las velas, intentaremos que cuadren con el diseño que hemos hecho. Si los diseños están apiñados en un lado, y ponemos velas entre los diseños, las velas se acumularán en una esquina y no quedará bonito.

Ahora llega la parte más complicada... suerte que el candelabro es muy fácil de hacer.
Tenemos que pegar la tira de cartulina al aro.
Para ello vamos a colocar la tira por la parte de fuera del aro, tocando el aro en la línea que habíamos marcado, y vamos a doblar las solapas que hemos hecho hacia el interior del aro, y vamos a pegarlas. De este modo, la cartulina queda doblada, con el aro en el interior de la doblez.
Sería una cosa así:


En mi caso, empecé por un lado y fui pegando las solapas una a una hacia el otro lado, utilizando la pistola de cola térmica, pero se podría haber utilizado cinta aislante, pegamento, grapas... cualquier cosa vale. La cola térmica pega bien y seca muy muy rápido, y a no ser que seamos muy torpes, no nos podemos pegar los dedos. Eso sí, cuidado que se calienta, no nos pegaremos los dedos, pero sí podemos quemárnoslos un poquito.

La cosa fue quedando más o menos así:


Tomaros con calma lo de pegar, puede llevar un rato. Al terminar, si se os solapa (que sería lo ideal) se pega también, para que se note lo menos posible que no es un cilindro perfecto. Si queda algún defectillo, bulto o similar, tampoco es muy preocupante, por que luego aún va la pintura por encima.


En este momento es cuando yo le puse el cordel, haciendo un pequeño agujero en la cartulina. Para mayor seguridad podeis atarlo alrededor del aro metálico, y así aguantará perfectamente.
Yo le puse el cordel para tener por dónde agarrar para pintar. Dependiendo de cómo vayais a pintar y qué utiliceis para colgar la lámpara, quizás querais pintar primero, y colocar el cordel después.

Dependiendo de la pintura puede que querais darle varias capas, sobre todo si la cartulina es de un color claro o llamativo, por que puede transparentar.

Recién pintada la cosa quedaba así:


Bien, ahora mientras seca, vamos a hacer los soportes para las velas.

Para hacer los soportes vamos a utilizar el alambre de aluminio y una de las velas.

La idea es hacer un soporte que sostenga la vela sin riesgo de que caiga, y que tenga una parte que se pueda colgar de la lámpara.

El diseño de soporte que hice yo consiste en pasar el alambre por debajo de la vela, luego alrededor, y después dejar un trozo para colgar.
Recordad que estas velas van a estar encendidas.... esto significa, ardiendo y con cera caliente, y por encima de la cabeza de la gente, así que no conviene que se caigan de su soporte por que hay un poco de corriente al abrir la puerta.

Aquí tenemos una vela:


Un soporte:


Y el resultado del soporte con la vela colocada:




Como es lógico, necesitamos tantos soportes como velas queramos poner. Yo utilicé 8 velas en la lámpara, así que tuve que hacer 8 soportes iguales.

A mi me gusta como queda el plateado sobre el candelabro negro, pero por supuesto, todo esto puede ser pintado si lo quereis de otro color.

Ahora colgamos los soportes con las velas del aro del candelabro, por la parte de fuera, y apretamos el soporte para evitar que se mueva, y ya solo queda colgarla, encenderla y disfrutarla.

La nuestra quedó así (Bueno, una de las nuestras, ya que hicimos dos):


La colgué de una de las bombillas, que de todos modos no íbamos a encender, pero está claro que se pueden colgar en cualquier punto.





Mucha de la decoración la tenemos desde hace 2 o 3 años, y no tenemos fotografías de cómo las hicimos, el primer candelabro que hice se estropeó al guardarlo, y como tuve que hacerlo nuevo aproveché para sacar unas fotos, en cuanto pueda renovaré algún otro adorno y sacaré fotografías del proceso para poder colgarlo aquí.